Gestión financiera

06 febrero 2024

En esta entrada vamos a hacer un repaso de las tendencias en finanzas y tecnología sobre las que se hablarán durante 2024. Desde la importancia de la educación financiera a la revolución de la inteligencia artificial. Desde la banca digital hasta los pagos habilitados por voz o la minería de datos, entre otros temas más relacionados con la estrategia.

5 min

Banca digital y fintech: transformación en los departamentos financieros

La confluencia de la banca digital y las fintech ya ha comenzado a transformar de manera significativa diversos procesos en los departamentos financieros. En ellos se va a marcar un rumbo de transición hacia operaciones más ágiles y centradas en el cliente.

En este contexto, la regulación financiera actúa como un faro, pues establece las directrices para la adopción de tecnologías emergentes. En el núcleo de esta conversión reside la sostenibilidad financiera, donde la eficiencia operativa y la gestión responsable se entrelazan.

Por otro lado, la adopción de blockchain promueve la transparencia y la seguridad en las transacciones económicas. Simultáneamente, la innovación en pagos se convertirá en el motor que impulse experiencias de uso más flexibles y ágiles tanto para clientes como para departamentos financieros.

Este paradigma redefine la dinámica laboral y la interacción con los clientes. Mientras, los profesionales están obligados a embarcarse en un viaje hacia la responsabilidad y la innovación continua. La sinergia entre estas facetas no solo refleja una metamorfosis tecnológica, sino también una evolución cultural. Aquella que prepara el terreno para un futuro financiero más resiliente y centrado en las necesidades cambiantes de la sociedad.

Cegid Diez ERP PYME


Agiliza la gestión de tu negocio con Cegid Diez ERP PYME
Una solución que integra todas las áreas de tu empresa para obtener un control total y mayor eficiencia

+ Información

Sostenibilidad financiera

El concepto de sostenibilidad financiera hace referencia a la capacidad de las empresas de mantener una situación financiera estable y saludable a largo plazo. Implica, igualmente, la necesidad de adoptar un criterio de responsabilidad corporativa, teniendo en cuenta factores sociales y medioambientales en las decisiones de inversión.

La sostenibilidad financiera es un concepto en alza ya que, cada vez hay más evidencia de que las empresas que son sostenibles financieramente tienden a ser exitosas a largo plazo. Para ello, conseguir la sostenibilidad financiera las empresas llevan ya años implantando medidas de sostenibilidad y con impacto social en su entorno.

Por otra parte, dentro de las estrategias dirigidas a lograr la sostenibilidad financiera, se incluyen medidas para mejorar el clima laboral de los trabajadores como la flexibilidad laboral. Son medidas que ayudan a retener el talento y aumentar la productividad de los empleados. Igualmente, comprometerse con la educación financiera de sus clientes y empleados se puede considerar una práctica responsable en el ámbito de la sostenibilidad financiera.

Flexibilidad laboral y finanzas personales

En el contexto de unas políticas financieras más sostenibles, se suele debatir la relación de la flexibilidad laboral y finanzas personales. La relación entre la flexibilidad laboral y las finanzas personales se manifiesta de diversas maneras. La flexibilidad laboral, que abarca el trabajo remoto y la capacidad de ajustar los horarios, puede afectar las finanzas personales de distintas formas. A modo de ejemplo, el trabajo remoto puede resultar en ahorros en costos de transporte y alimentación, al mismo tiempo que posibilita una gestión más eficiente del tiempo, influyendo así en la productividad y en la capacidad de generar ingresos adicionales. No obstante, también plantea desafíos, como la necesidad de establecer límites claros entre el trabajo y la vida personal para prevenir el agotamiento y preservar la salud mental óptima.

Adicionalmente, la flexibilidad laboral puede impactar en la toma de decisiones financieras, como la planificación del presupuesto familiar y la administración de los ingresos. Por ejemplo, un mayor control sobre los horarios de trabajo posibilita una planificación más efectiva de los gastos y una mayor capacidad para dedicarse a actividades generadoras de ingresos adicionales. En resumen, la flexibilidad laboral puede tener un impacto significativo en las finanzas personales.

Criptomonedas y activos digitales

Las criptomonedas, representadas por el pionero Bitcoin y una multitud de altcoins, son activos digitales descentralizados basados en tecnología de blockchain. Estas monedas permiten transacciones seguras y transparentes sin intervención de intermediarios.

Su volatilidad y potencial de inversión han capturado la atención global, y con 2024 a la vuelta de la esquina, hay que decidir cuáles serán las de baja capitalización. La educación financiera se vuelve crucial en este nuevo modelo, ya que los inversores deben asumir los riesgos y beneficios de este activo emergente.

Sin embargo, en este contexto, la ciberseguridad financiera adquiere una dimensión crítica. La comprensión profunda de las prácticas seguras es imprescindible. Es más, se convierte en parte integral para la participación en este escenario financiero digital en constante evolución.

Educación financiera

La educación financiera engloba un proceso informativo, formativo y de asesoramiento que facilita a las personas mejorar su bienestar económico. No se limita simplemente a proporcionar información, sino que también incluye las conductas y actitudes necesarias para tomar decisiones acertadas en materia financiera a lo largo de la vida, desarrollar hábitos financieros saludables y conocer las oportunidades y riesgos de los productos financieros.

¿Cómo se adapta esto en el sector financiero? ¿Cómo se ayuda a los clientes a comprender sus operaciones? La búsqueda del equilibrio entre tecnología y confianza.

Por otra parte, el marketing interactivo y omnicanal será uno de los argumentos principales de la educación y digitalización financiera . Es el mecanismo encargado de acercar al cliente cada experiencia nueva. Mediante la personalización del contenido, tendrá como misión hacer llegar la información de la transformación de la banca.

Servicios financieros cada vez más digitales

 

  • Automatización de procesos, en beneficio de la eficacia y la gestión de flujos de trabajo. Especialmente, para mejorar la velocidad y precisión de las transacciones, la conciliación de cuentas y la generación de informes.
  • Personalización. Con acceso a banca digital 24/7. El objetivo es impulsar la satisfacción del usuario y la fidelidad a la marca.
  • Seguridad. Tecnologías como la biometría y la autentificación con dos factores son cruciales, porque reforzar la protección es una necesidad esencial.
  • Colaboración y asociaciones. En la integración de fintech, un objetivo cercano se sitúa en asociarse con startups para integrar soluciones especializadas. Desde análisis de datos hasta préstamos peer-to-peer. Esto es, crear un ecosistema digital que fomente una colaboración más amplia a fin de impulsar la innovación y la diversidad de servicios.
  • Análisis de datos y cumplimiento normativo. La analítica avanzada permite tomar decisiones estratégicas basadas en datos en tiempo real. Más aún, las herramientas de análisis predictivo contribuyen a la detección temprana para prevenir fraudes económicos. Igualmente, garantizan que las operaciones cumplan las regulaciones establecidas.
  • Aquí destaca la inteligencia artificial y los chatbots. Ambos facilitan respuestas rápidas y precisas, mientras que los asesores humanos ofrecen orientación y empatía. Además, el concepto de Banking of Things (NoT) está tomando forma de educación financiera.
  • Innovación en pagos. Es muy difícil que los usuarios acepten el fin del papel moneda, aunque utilicen métodos de abono sin contacto con regularidad. No obstante, a nivel empresa, se prevé una gran innovación en diversos frentes, incluyendo una mejora del panorama normativo y un incremento de la digitalización. O, mejor dicho, un aumento en la ingente adopción de tecnologías que fomenten operaciones fluidas y sin incidencias. Hay que tener en cuenta que, al igual que el comercio electrónico, los pagos transfronterizos ya son habituales. Solo un dato: el volumen mundial de abonos B2B superará los 40 billones de dólares en 2024. Conviene no olvidarlo.

Personalización financiera

El sector va camino de la hiperpersonalización de los servicios bancarios. Y ello obedece al ritmo que imponen los neobancos, aquellos que operan únicamente por Internet, en especial con aplicaciones móviles. ¿Esto afecta a las entidades tradicionales? Sí, porque ha llegado un momento que los usuarios exigen una relación cada vez más personalizada.

Aquí es donde la adopción de blockchain, con herramientas de machine learning y NLP, puede ser de gran ayuda. Incluso localiza momentos predictivos. Si en los movimientos de una cuenta aparece un recibo de guardería, ¿es un buen momento para ofrecer un seguro de vida? Una táctica que se pondrá de moda.

Asimismo, las tecnologías bancarias avanzadas traerán finanzas embebidas. Esto es, opciones de banking as a service centradas en la creación de valor para el cliente a muy corto plazo. Es el caso de los pagos automáticos, verificaciones o nuevas tarjetas de débito. Todo ello pensado para no abandonar la web y comprar entradas, reservar mesa en un restaurante o pagar a crédito parte de una deuda.

Ciberseguridad financiera

En la era digital, la tendencia imperativa es la protección frente a los ciberataques. En España, los intentos de fraude digital aumentaron casi un 30 % en el primer semestre de 2023. Y peor aún, porque este mismo año ya se ha registrado el primer exploit de jackpotting en cajeros automáticos. La naturaleza accesible de estos dispositivos los hace vulnerables a ataques físicos y cibernéticos.

Pese a que son pioneros en tecnología financiera, la antigüedad de muchos plantea desafíos de seguridad que las entidades deben abordar. Ante este panorama, los bancos tienen que proteger la información sensible, evaluar riesgos y fortalecer sus defensas cibernéticas. Todo ello cumpliendo con las regulaciones y considerando la flexibilidad laboral y las finanzas personales.

La importancia de un ERP para adaptarse eficazmente a los cambios

En 2024, implementar un ERP (Enterprise Resource Planning, por sus siglas en inglés) es el estímulo esencial para enfrentar y capitalizar las transformaciones. De hecho, su propio nombre lo indica: es un sistema de planificación de recursos empresariales. Por consiguiente, no es de extrañar que añadiendo una educación financiera actualizada se obtenga la piedra angular para tomar las mejores decisiones.

Además, la adopción de blockchain, el uso de tecnologías disruptivas y la ciberseguridad financiera, se integran eficazmente en él. ¿Qué importancia tiene esto? Algo realmente crucial: proporciona una gestión segura y transparente de las transacciones.

Sin olvidar que el ERP facilita la adaptación a cambios en la regulación financiera, asegura la conformidad normativa y mitiga riesgos legales. Así, la innovación en pagos encuentra terreno fértil para simplificar procesos y garantizar una respuesta ágil a las demandas del mercado.

En todos los casos, la digitalización financiera no tiene freno, para lo cual será recomendable acompañarla de la educación financiera necesaria. Impulsada por la necesidad de operar en entornos virtuales, se convierte en una realidad alcanzable mediante un ERP. Este no solo automatiza procesos, sino que sienta las bases para una evolución financiera integral. La que todos desean para mejorar la eficiencia en un mundo en constante evolución.

En pocas palabras: el éxito de una empresa pasa por optimizar procesos de sostenibilidad financiera. Grandes corporaciones o pymes, autónomos, despachos profesionales y gestorías, no son iguales, pero todos tienen necesidades que van cambiando con el tiempo. Así que, en cada caso, ¿cuál es la aplicación ideal? la que mejor se adapte a lo que realmente precisa la organización.

El objetivo es lograr eficiencia operativa manteniendo los departamentos conectados, asegurando el control y la trazabilidad interna. Con nuestras soluciones y recursos, en un único lugar, podrás automatizar los procesos y ganar tiempo para tareas de valor. Disponemos de un sistema integral de software diseñado para gestionar y coordinar todas las funciones internas de tu empresa.

 

¿Interesado en una demostración de producto, más información o convertirte en revendedor?

Ponte en contacto con nuestros expertos hoy

Contáctanos