RRHH como motor del cambio: en el centro de la estrategia de las empresas

Volver a la lista de artículos

Gestión del Tiempo

01 febrero 2024

5 min

RRHH como motor del cambio

No hay duda de que el departamento de RRHH es un área clave para cualquier empresa. Una gestión adecuada de las personas es decisiva para el buen funcionamiento de las organizaciones. Hasta ahora, el departamento de RRHH necesitaba emplear parte de su tiempo en tareas que, aun siendo esenciales para la gestión del día a día, resultan repetitivas y aportan poco valor. Ahora, gracias a la automatización de procesos y las herramientas de IA, se abre un horizonte en el que el personal de RRHH puede liberar su tiempo para dedicarlo a cuestiones decisivas.

Las tendencias en el área de RRHH para 2024 apuntan a que se convertirá en el área central en la estrategia y la toma de decisiones estratégicas de la empresa. RRHH se convertirá en motor del cambio para las organizaciones. Para ello debe adoptar un papel proactivo y acercar posiciones con dirección, eliminando esa desconexión existente entre los departamentos de recursos humanos y los cargos directivos.

RRHH como motor del cambio

Vivimos en un mundo cada vez más cambiante. Las organizaciones están expuestas a un entorno volátil en el que de un día para el otro pueden cambiar las reglas del juego. La adaptabilidad y la transformación son dos elementos claves para el éxito a largo plazo de cualquier organización: las empresas deben adaptarse a las nuevas realidades para seguir siendo competitivas

En este contexto, el departamento de RRHH tiene un papel fundamental como impulsor de la transformación que necesita cualquier empresa para permanecer dentro de la partida. El área de RRHH debe tomar ya su función estratégica dentro de la organización y, para ello, debe dejar atrás su papel meramente administrativo o de apagafuegos.

Con las herramientas y la tecnología adecuadas, los profesionales de RRHH disponen de información valiosa para tomar decisiones acertadas sobre el devenir de la organización. No hay duda de que el talento y las personas que componen una organización son imprescindibles para alcanzar los objetivos de negocio, lo que realmente aporta valor. Es necesario una adecuada gestión del tiempo, de las personas y del talento, y RRHH es el área que dispone de las claves para llevar con éxito esta gestión empresarial.

Esto convierte a RRHH en grandes socios estratégicos cuando trabajan en colaboración estrecha con los líderes o directivos de las empresas. RRHH desempeña un rol fundamental para guiar a las empresas y las personas hacia el éxito y para lograrlo debe situarse en el centro de la estrategia de las empresas.

La automatización de tareas como impulsora de RRHH

En los últimos años y gracias a la inteligencia artificial y la aparición de softwares que permiten automatizar tareas y realizar una planificación inteligente, el departamento de RRHH está viviendo una gran revolución. Atrás ha quedado esa necesidad de introducir a mano datos relacionados con la gestión del tiempo, la gestión de nóminas o de tener que pasar horas buscando la información necesaria para hacer frente a los contratiempos.

Programas informáticos como los softwares de gestión del tiempo y del talento ofrecen grandes ventajas, desde la eliminación de los errores humanos hasta un significativo ahorro de tiempo que antes se empleaba en tareas repetitivas, necesarias pero con escaso impacto en los resultados de negocio. Además, gracias a ellos ahora los equipos de RRHH disponen de información basada 100% en datos que resulta muy valiosa para la toma de decisiones.

De esta manera, cada vez más RRHH se sitúa como un departamento con información estratégica sobre aspectos clave para el desempeño de cualquier organización. Por ejemplo, es el área con una mayor visión real de la productividad de los empleados y equipos, así como del clima laboral y otros aspectos con un impacto directo en la consecución de objetivos y la cuenta de resultados empresariales.

Esto coloca a RRHH en una mejor posición para desarrollar las políticas de recursos humanos que definirán la gestión de la vida laboral de los empleados, influyendo de manera determinante en su satisfacción y en la capacidad de retención de talento de la empresa.

Además, gracias a esta información y a las herramientas de planificación inteligente basadas en IA tendrá acceso a una predicción mejorada de comportamientos y tendencias. Esto reforzará, a su vez, el papel de RRHH como impulsora del cambio en las organizaciones.

De la reactividad a la proactividad

Hasta ahora, el departamento de RRHH ha tenido un papel más reactivo que proactivo, apagando fuegos en el día a día y dando cobertura a las solicitudes de otras áreas. Era un área que reaccionaba a la multitud de cuestiones, contratiempos e imprevistos a los que debía hacer frente.

La elevada cantidad de tareas y la necesidad de enfrentar de manera constante un sinfín de imprevistos dejaba a RRHH como un área tremendamente ocupada, sin tiempo para mucho más. Pero la cada vez mayor la automatización de tareas de RRHH libera tiempo, permitiendo que pase a estar en el centro de la estrategia.

La realidad es que RRHH solo puede convertirse en un agente transformador dejando su papel reactivo para tomar un cariz proactivo dentro de la organización. El departamento de RRHH debe estar atento a las necesidades y tendencias del entorno y proponer e implementar cambios con una visión a medio y largo plazo.

De esta manera, RRHH podrá ser parte central de la estrategia de negocio, pero para ello necesita conocer las prioridades y objetivos clave de la estrategia y transformar la visión que dirección tiene de esta área.

Eliminar la desconexión entre RRHH y dirección

Atrás está quedando la visión de que entre dirección y RRHH hay cierta desconexión. La dirección miraba antes a RRHH como un área reactiva, no proactiva, un departamento que debía dar respuesta a lo que sucedía en lugar de proponer soluciones y mejoras a futuro.

Esta nueva capacidad de proactividad de RRHH va a suponer el acercamiento entre los cargos de dirección y RRHH.

Al tener capacidad de proactividad, los datos de RRHH van a mostrar el valor central que tiene la gestión de personal para las organizaciones. Al mismo tiempo, como el departamento de RRHH tendrá un mayor conocimiento de las prioridades de negocio, el talento de valor y cómo se están alcanzando los objetivos establecidos, quedará reforzada la relación con dirección y, de esta manera, será posible impulsar el talento dentro de sus ámbitos de trabajo.

La inteligencia artificial, la automatización de datos y las herramientas de People Analytcis colocarán al área de RRHH en una posición central de la empresa no solo por su contacto con los empleados sino, sobre todo, por su alineación al 100% con la estrategia y los objetivos de negocio. No cabe duda de que en los próximos tiempos veremos cómo RRHH se posicionará como agente del cambio dentro de las organizaciones.