Entendemos el Internet de las cosas o en ingles Internet of Things (IoT) como una innovación tecnológica basada en la interconexión digital de distintos dispositivos cotidianos que cuentan con internet.

Tecnología e innovación

15 Feb 2023

2 min

¿Qué es el Internet de las Cosas y para qué se aplica?

¿Qué significa Internet de las cosas o IoT?

Entendemos el Internet de las cosas o en ingles Internet of Things (IoT) como una innovación tecnológica basada en la interconexión digital de distintos dispositivos cotidianos que cuentan con internet. Esta conexión conforma una red colectiva de dispositivos conectados y la tecnología facilita la comunicación entre ellos, alojando toda esta gran cantidad de información resultante en la nube.

El internet de las cosas ha supuesto un gran avance en la forma en la que interactuamos con los dispositivos que utilizamos en nuestro día a día. Con esta transformación, las empresas de productos o servicios pueden obtener datos, pero no es solo eso, también el IoT sirve como catalizador de nuevas tecnologías.

El machine learning, por ejemplo, es otro concepto que influye en el desarrollo del IoT, ya que su función es aprender de manera automática a través de determinados patrones. Otro ejemplo es el caso de la inteligencia artificial.

Cegid Profiture

Haz crecer la rentabilidad de tu asesoría o despacho profesional con Cegid Profiture

+ Información

¿Para qué sirve el Internet de las cosas?

Si bien es cierto el Internet de las cosas es una disrupción tecnológica que esta llamada a revolucionar el ámbito de los datos y la información, la realidad es que aún se encuentra en fase incipiente y muchos de sus usos están pendientes de desarrollo. No obstante, el principio en el que se basa será el mismo.

Este no es otro que registrar información a partir de sensores para que, una vez recabada y analizada esta información, podamos actuar en consecuencia mediante automatizaciones, sin necesidad de intervención humana. Esto dará lugar a una optimización y automatización de procesos, además de cambiar radicalmente el paradigma de obtención de la información.

 

¿Cómo funciona el Internet de las cosas?

El funcionamiento de un ecosistema basado en IoT, se basa en la interconexión de dispositivos inteligentes adaptados a sistemas integrados, como procesadores, sensores y hardware de comunicación, los cuales recaban, transfieren y procesas los datos. Para ello estas infraestructuras basadas en el internet de las cosas se basan en tres componentes principalmente:

• Dispositivos inteligentes que recopilarán los datos de su entorno a la vez que se comunican entre sí para transferir los propios datos.

• Aplicativo IoT, es el conjunto de software que integra y facilita la interconexión de los datos recolectados por los dispositivos inteligente. Es este componente el que aplica tecnologías subsidiarias como el machine learning (ML) o la inteligencia artificial (IA) para la automatización del procesamiento de estos datos y la toma de decisiones.

• Interfaz de usuario. El conjunto de dispositivos puede administrarse a través de una interfaz de usuario, en el que podremos aprovechar la serie de datos recolectados por los dispositivos inteligentes y procesados por el aplicativo IoT, para que sean finalmente las personas las que aprovechen toda esta información.

 

Ventajas y Desventajas de IoT

Como toda disrupción tecnológica, el Internet de las cosas trae consigo significativas ventajas, pero también retos en la adopción de la propia tecnología, veamos cuales son en primera instancia las principales ventajas del Internet de las cosas:

  • Nos ahorra tiempo: Hacer uso de dispositivos de IoT conlleva un ahorro de costes y tiempo a las empresas, tanto a nivel de personal como a nivel de recursos materiales.
  • Ayuda a mejorar la recopilación de datos: Con los dispositivos IoT la información va a ser siempre más accesible porque suele estar relacionado con tecnologías Cloud, lo que facilita consultar en cualquier lugar y momento, dicha información.
  • Ofrece mayor seguridad: Todo lo que se recopila en cuanto a información mediante IoT y el posterior acceso, se realiza de forma más segura que con métodos tradicionales de recopilación y almacenamiento de datos.
  • Un aumento de la eficiencia: Cuando una empresa implementa tecnologías de Internet de las cosa, los recursos se emplean mejor y de manera más eficiente.

En contrapartida, también nos encontramos con algunos retos o desventajas: Como decíamos, al mismo tiempo que nos ofrece ciertas ventajas, el Internet de las cosas también cuenta con algunas desventajas:

  • Privacidad: Estar todo el tiempo conectado, compartiendo con terceros datos sobre qué hacemos, cómo y dónde lo hacemos puede suponer un problema. Por eso, las empresas se enfrentan al reto de asegurar el cumplimiento de la normativa relativa a los datos personales.
  • Una amortización de puestos de trabajo: Los profesionalesq ue estén menos cualificados, dada la automatización de procesos, puede llevarlos a perder su empleo.
  • La ausencia de estandarización: Al no existir un estándar internacional de compatibilidad para IoT, nos encontramos con que los dispositivos de distintos fabricantes pueden tener dificultades para comunicarse entre sí.

 

5 ejemplos de aplicaciones del Internet de las cosas

La tecnología del internet de las cosas es una innovación tecnológica, que más allá de ser pasajera ha llegado para quedarse y desarrollarse, aunque en la actualidad no seamos capaces de ver más allá de la punta del iceberg. Veamos algunos de las principales aplicaciones actuales:

  • El Internet Industrial de las Cosas (IIoT) Conjunto de sensores, instrumentos y dispositivos autónomos conectados a través de Internet a aplicaciones industriales, que permite realizar análisis y optimizar la producción, aumentando la eficiencia y reduciendo los costes del proceso de fabricación y prestación de servicios como así trabajar con mantenimiento predictivo.
  • IoT en la logística y el transporte. El etiquetaje de los contenedores de transporte con dispositivos de identificación por radiofrecuencia (RFID) permite a las empresas pueden analizar en tiempo real la información de los envíos de inmediato durante toda la cadena de suministro.
  • IoT en el sector agrícola. Por ejemplo, la instalación de sensores de humedad en los campos genera tanto eficiencia económica como ecológica al permitir a los agricultores programar la activación de los riegos automáticos en el momento en que los sensores avisan.
  • IoT en la salud. Con los dispositivos inteligentes denominados como wearables, tanto los profesionales de la salud como los propios pacientes pueden realizar el seguimiento de constantes fuera del hospital y en tiempo real. Mediante la recepción de métricas y alertas automáticas sobre sus signos vitales, el Internet de las cosas ayuda a potenciar el control asistencial y la prevención de eventos letales en pacientes de alto riesgo.
  • IoT en el sector energético. El uso progresivo de medidores de energía inteligentes, o medidores equipados con sensores, junto con la instalación de sensores en diferentes puntos estratégicos, permite no solo realizar un seguimiento de la evolución de las condiciones ambientales de los edificios, sino también generar eficiencia en la medida que su consumo venga automáticamente determinado por las necesidades. Con el IoT, la climatización se adapta a las necesidades de cada momento, se acabaron las simples programaciones horarias.

¿Interesado en una demostración de producto, más información o convertirte en revendedor?

Ponte en contacto con nuestros expertos hoy

Contáctanos