Gestión y mantenimiento de activos

31 enero 2023

El backlog de mantenimiento es un indicador de tiempo que representa el conjunto de trabajos de mantenimiento necesarios que aún no se han completado.

2 min

¿Qué es el Backlog de Mantenimiento?

Calculado normalmente en días laborables o semanas, el backlog del mantenimiento cuantifica el tiempo necesario para realizar las operaciones de mantenimiento pendientes. La cartera de mantenimiento se compone tanto de tareas de mantenimiento preventivo como de mantenimiento correctivo, así como de inspecciones de calidad o cualquier otra actividad indispensable para el buen funcionamiento de los activos.

 

Consecuencias del backlog de mantenimiento

Aunque un cierto nivel de backlog de mantenimiento es aceptable, las tareas descuidadas inevitablemente provocan más averías y tiempos de inactividad de los activos. En consecuencia, las averías requieren tareas inmediatas de mantenimiento no planificadas que, a su vez, interrumpen las actividades programadas. Estas interrupciones en la programación acumulan más tareas atrasadas, lo que puede convertirse en un círculo vicioso.

En otras palabras, el retraso en el mantenimiento genera una lista de tareas que deben realizarse durante un periodo determinado y tener algún retraso es inevitable. De lo contrario, puede indicar un exceso de mano de obra.

Así pues, el objetivo no es eliminar por completo los retrasos en el mantenimiento, sino gestionar este proceso con eficacia.

Retraso en el mantenimiento de activos de alto riesgo

El retraso en el mantenimiento de los activos de mayor riesgo es bastante perjudicial, tanto que puede poner a la organización en una situación de riesgo. Como resultado, pueden producirse diversos fallos/mal funcionamiento de los equipos y los costes de sustitución asociados, incumplimiento de los requisitos legales de seguridad y pérdidas de productividad de la empresa.

Los activos de bajo riesgo toleran una cartera de mantenimiento más larga y, en cambio, los activos de alto riesgo soportan una cartera más corta.

Cegid Valuekeep

Simplifique el mantenimiento de su empresa.
Programe una demostración y aprenda todo sobre nuestra solución.

+ Información

¿Cómo calcular el backlog de mantenimiento?

Al tratarse de un indicador temporal, el resultado del retraso en el mantenimiento debe establecerse en horas, minutos, días, semanas o meses. En este sentido, el cálculo se realiza a partir de la suma de los valores de horas-hombre de todas las tareas pendientes, planificadas, programadas y ejecutadas; dividido por el valor total de horas-hombre disponibles.

Sin embargo, sólo debe considerarse el tiempo productivo de cada empleado, ya que los técnicos no realizan tareas el 100% del tiempo. Por lo tanto, antes de calcular el backlog, es necesario medir la productividad del equipo.

Así pues, se considera que la norma media global es de 2 semanas, teniendo en cuenta el trabajo en días laborables. En cambio, si las empresas trabajan sin interrupción semanal, la norma es de 3 a 4 semanas.

 

¿Cuáles son las ventajas de este indicador de mantenimiento?

Productividad

El cálculo de este indicador de mantenimiento permite verificar la productividad del equipo, así como medir la causa de los retrasos en el mantenimiento.

Transparencia

El backlog de mantenimiento también hace que la información sea más clara y accesible para los equipos, de modo que puedan identificar los puntos que hay que mejorar.

 

Software GMAO: la herramienta de apoyo para calcular el backlog de su empresa

Sin duda, es difícil calcular y controlar los retrasos sin el apoyo de un software GMAO como Cegid Valuekeep. Este sistema de gestión inteligente permite a los responsables de mantenimiento no sólo controlar los trabajos pendientes, sino también verificar el plazo de ejecución. De este modo, el gestor puede tener una visibilidad total de los retrasos y averías en los activos de la empresa.

¿Interesado en una demostración de producto, más información o convertirte en revendedor?

Ponte en contacto con nuestros expertos hoy

Contáctanos