Retail

Cuando lo digital inyecta nueva vida a la tienda física gracias a los pasillos infinitos

30 Abr 2020

La tienda física no está en absoluta muerta, pero tiene que reinventarse. Es una transformación importante en la que lo digital jugará un papel clave para vender más productos que no están, necesariamente, disponibles en las tiendas, creando nuevas experiencias de compra.

Ya hemos visto cómo algunos comerciantes minoristas han reducido su tamaño y han cambiado la naturaleza de sus tiendas. Por ejemplo, el comerciante de mobiliario sueco Ikea abrió el año pasado sus primeras tiendas de pequeño formato en el centro de Nueva York y París. Así que, en vez de tener que ir a las grandes superficies de 40 000 metros cuadrados de las afueras, los clientes urbanos ahora pueden obtener una muestra y acceder con facilidad a un catálogo completo a través de los terminales digitales y del personal armado con PDA, así como a una selección de unos 1500 productos principalmente compuestos por artículos decorativos y para la cocina. En vez de tener que arrastrar pesadas estanterías por ahí, los consumidores pueden hacer que les entreguen el artículo directamente en sus casas, un punto de entrega u otra tienda Ikea.

Gracias a estos nuevos formatos de ciudad, los comerciantes minoristas pueden ahorrar dinero y complementar su oferta con nuevas experiencias

Cédric Ducrocq

Presidente de Diamart Consulting.

 

Este uso de la tecnología digital para introducir nuevas experiencias y jamás perder una venta se está convirtiendo deprisa en un fenómeno mundial. En China, Intersport ha abierto una megatienda en Beijing en colaboración con el gigante de la venta on-line Alibaba. Una pared digital muestra una gama completa de zapatillas deportivas en 3D para que los clientes puedan verlas desde todos los ángulos, compararlas y solicitar un par para probárselas. Y si el producto o la talla deseada no se encuentra disponible, se puede entregar en casa o en la tienda de su elección.

Para tomar medidas y responder positivamente a las necesidades de un cliente, aunque un producto no se encuentre disponible en la tienda, se necesita información unificada y fiable sobre el stock con actualizaciones en tiempo real. La nube es ideal para compartir información con todos por todo el mundo.

El personal en tienda necesita estar equipado con herramientas para acceder a los catálogos de productos, y para saber qué está disponible y cómo se pueden pedir los productos. Esto se puede hacer desde la caja registradora, usando una tableta o, incluso, en un quiosco autónomo.

La clave para desplegar con éxito un servicio de pasillo infinito es estudiar lo que esperan sus clientes y cómo puede vender con mayor eficacia a través de una configuración omnicanal

Tania Oakey

Directora de marketing de Cegid Retail

 

El elemento humano es otro aspecto importante. El personal de venta debe ser consciente de lo que está en juego y no permitir nunca que estas herramientas se interpongan en las ventas físicas o en línea. Esto puede exigir que se redefinan los objetivos de las ventas basadas en las tiendas físicas, que se estudie la zona de captación y que se dejen de limitar las ventas al stock de una determinada tienda. Por supuesto, la formación es vital para el personal en tienda con el objetivo de aprovechar las ventajas que ofrecen las herramientas y las mejores prácticas para vender artículos adicionales que, de hecho, no están físicamente presentes y, de este modo, impulsar las ventas.

Por último, la organización logística es el tercer punto clave que hay que recordar, porque no quiere los problemas ni los retrasos que podrían llevar a un cliente muy decepcionado.

Para saber más sobre los nuevos servicios omnicanal en tienda, como los pasillos infinitos, consulte nuestro documento técnico.